El 1 de junio de cada año se celebra el Día del Niño en Ecuador, y con ese contexto es importante hablar sobre los riesgos a los que los menores se exponen diariamente al estar inmersos en Internet, que van desde el acoso cibernético hasta la pornografía infantil, entre muchos otros. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) en el 2016, el 63,4% de los niños y adolescentes, entre 5 y 15 años, utilizan la computadora (internet); y el 61% lo hace al menos una vez en el día. De igual manera, el 2,6% de los niños entre 5 y 11 años tienen un smartphone y el 2,3% de ellos usa redes sociales.

Actualmente el Internet está al alcance de los niños y esto supone una preocupación para los padres, pero también responde a la atención y educación que puedan brindar a sus hijos. María José Cardona, gerente de Marketing y Comunicaciones de CenturyLink Ecuador, menciona que, la mejor forma de reconocer los diferentes riesgos a los que están expuestos los niños en Internet es actuar con cautela sobre datos sensibles que ellos reciben, analizar en conjunto la información, tipo de fotografías y relación con extraños que se puede dar a través de estos medios.

Hoy en día existe una gran cantidad de aplicativos propios de los portales webs que permiten prevenir riesgos en niños y adolescentes. Entre los que se deben tener presentes están:

  • Control de uso en horas
  • Control de acceso a pornografía.
  • Restricción a contenido violento
  • Restricción a contenido que promueva el consumo de drogas.
  • Control sobre videos que insten al bullying o la práctica de “challenges” peligrosos para la integridad de los niños.

A nivel mundial la estadística señala que el 65% de las actividades que los niños realizan en Internet pueden ser peligrosas y que el 85% de las actividades de pornografía infantil tuvieron algún punto de contacto con herramientas tecnológicas. Es por ello que, verificar que los portales webs sean seguros, hablar con franqueza sobre los riesgos que conllevan las redes sociales, el internet, mantener un horario de uso y monitorear constantemente las actividades personales y actitudes de los niños, evitará en gran medida los delitos informáticos, en donde las víctimas sean ellos.

Por otro lado, cabe recalcar que, la tecnología de por sí, no es nociva. La tecnología hoy en día ha facilitado los procesos de aprendizaje en niños y jóvenes, alrededor del mundo se han creado campañas de educación exitosas en donde, a través de la tecnología se ha logrado desarrollar diferentes conocimientos y habilidades.

Desde este punto, el uso de internet depende del enfoque que se le dé, puede traer consigo beneficios como: la investigación, interacción con pares a nivel mundial, agilidad en los procesos y desarrollo de nuevos hobbies como la programación, robótica y diseño de juegos; pero, cuando se habla de redes sociales, no es prudente que niños en edad escolar las tengan; en caso de hacerlo, se sugiere que sea a partir de los 13 años en adelante. En términos generales, la tecnología puede tener un lado negativo que derive en el aislamiento de los niños con su entorno, señala María José Cardona, gerente de Marketing y Comunicaciones de CenturyLink Ecuador.